Menu
Radio Cumbre - En la Cumbre de la Comunicación

Malezas en cultivos de mandioca - Ing. Agr. Moisés Vega Villalba (*)

Las continuas lluvias y la alta humedad propician la masiva germinación de malezas, que son especies muy eficientes en el aprovechamiento de luz, agua y nutrientes, compitiendo ventajosamente con las plantas de mandioca recién brotadas y en crecimiento.

 EL SISTEMA TRADICIONAL O CONVENCIONAL DE PLANTACIÓN SE CARACTERIZA POR EL CONTINUO VOLTEADO Y MOVIMIENTO PARA LA PREPARACIÓN Y ACONDICIONAMIENTO DEL SUELO. CON LOS MÉTODOS TRADICIONALES DE LA PLANTACIÓN Y LOS MÉTODOS MECÁNICOS PARA EL CONTROL DE MALEZAS, LA PERSISTENCIA Y AGRESIVIDAD DE LAS MALEZAS SE VISUALIZAN EN LA MAYORÍA DE LOS SUELOS DEGRADADOS, NUTRICIONALMENTE AGOTADOS, EN LOS QUE ABUNDAN Y CRECEN VIGOROSAMENTE LAS ESPECIES INVASORAS, CUBRIENDO Y DEBILITANDO A LAS PLANTITAS DE MANDIOCA, GENERANDO ATRASOS EN EL CRECIMIENTO, Y UN MENOR NÚMERO DE RAÍCES A SER ENGROSADAS QUE IRÁN A COMPROMETER Y REDUCIR LOS RENDIMIENTOS FINALES A SER OBTENIDOS.

MANEJO DE PLANTAS INVASORAS O MALEZAS (ÑANÁ)

Esta campaña agrícola se ve afectada por el exceso de agua y humedad que, por un lado, propicia el rápido crecimiento de malezas y, por el otro, dificulta realizar un control adecuado y eficiente de las especies invasoras, situación que viene afectando y preocupando los productores mandioqueros. Como principio básico, hay que tener en cuenta que el periodo crítico de competencia con las malezas comprende los primeros 100 días contados a partir de la brotación hasta el cierre del follaje, periodo en el cual la plantación de mandioca requiere buena limpieza, que propiciará un buen desarrollo vegetativo y permitirá expresar el potencial productivo en rendimientos y calidad de las raíces.

MÉTODOS PARA EL CONTROL DE MALEZAS

Mecánico: con herramientas manuales (carpidas con azada), limpieza de las melgas o espacio entre liños con el paso de implementos removedores de suelo, a tracción animal o con tractores (carancheada o tipo aporcadoras). Su principal desventaja radica en que al voltear en demasía el suelo se favorece la germinación y multiplicación de mayor cantidad de malezas, ante la exposición de nuevas semillas. Además, con el trabajo de estos implementos, se van cortando las raicillas de absorción de la mandioca, lo cual incidirá en el desarrollo radicular y, por ende, en los rendimientos a ser obtenidos.

Experiencias positivas se obtienen realizando carpidas periódicas que mantengan las malezas cortadas al ras del suelo, pasando una desmalezadora de accionamiento manual en las melgas y completando la limpieza de las hileras o liños alrededor de las plantas con carpidas manuales. Esta práctica combinada y aplicada se basa en el principio de que, cortadas y mantenidas al ras del suelo las malezas no compiten con ventaja con el cultivo. Además, el sistema radicular de las malezas contribuye a la conservación del suelo, ya que mantiene la humedad para el sistema suelo-planta; se amortigua el impacto de las gotas de lluvia, como también se reduce el arrastre y erosión del suelo. Tampoco se cortan ni estropean las raicillas o pelos absorbentes de la mandioca.

Químico: es una alternativa tecnológica disponible y efectiva, pero si se aplica conforme las recomendaciones técnicas y respetando normas técnicas. Como principio elemental para el uso correcto, se debe considerar el momento y las condiciones de aplicación, tipo de maleza predominante, dosificación, velocidad y dirección del viento, limpieza y regulación del equipo pulverizador. Se tiene que disponer del equipo y accesorios protectores para la aplicación. Hay que leer el rotulo y las indicaciones que trae en el envase del producto. Hay que informarse a través de técnicos confiables sobre las características, toxicidad y poder residual del producto a aplicar para evitar daños a al operador, personas, animales y abejas, entre otros.

Herbicidas de acción preemergente: se pueden aplicar al finalizar la plantación y tapado de la estaca semilla. Existen los específicos para hojas finas (graminicidas) y otras para hojas anchas. Actúan principalmente impidiendo la germinación de semillas (malezas). Previamente se requiere una buena preparación y acondicionamiento del suelo, dejándolo bien fino y mullido para mejor la cobertura y efectividad del producto.

Herbicidas de acción pos emergente: se aplican sobre plantas ya emergidas o en etapa de crecimiento. Los herbicidas selectivos para uso en mandioca son, preferentemente, para malezas de hojas finas o graminicidas, Hay que evitar aplicar productos de acción total, dado que la mandioca es una especie muy sensible, expresando síntomas de fitotoxicidad a ciertos productos químicos, sobre todo mal aplicados, efectos por deriva o sobredosis.

PRÁCTICAS DE TIPO CONSERVACIONISTA

Rotación de cultivos: la alternancia o sucesión de cultivos, contribuye positivamente al combate a malezas, plagas y enfermedades, reduciendo la población, el semillado y persistencia de especies indeseables. Lo recomendable, es la plantación de rama mandioca durante una o dos veces y luego rotar preferentemente con gramíneas como el maíz o abonos verdes: avena, mileto, sorgo u otros.

Abonos verdes: es la implantación de especies vegetales para mantener la cobertura del suelo que impide la emergencia de semillas; reduce la población de malezas y logra un menor costo en limpieza del cultivo. Una espesa cobertura seca, quizás, permita reducir una o dos carpidas, hasta incluso sin necesidad de limpieza. Experiencias de campo revelan las ventajas del uso de abonos verdes para recuperar la capacidad productiva en suelos degradados o nutricionalmente agotados. El cultivo de abonos verdes de invierno, como la avena, lupino o nabo, combinado con especies estivales como el mileto, crotalaria, mucuna, canavalia, kumandá ybyraí, formarán una espesa cobertura para el enriquecimiento orgánico-mineral del suelo, en la que la mandioca demuestra alto potencial productivo y calidad de las raíces para diversos usos alternativos: consumo en fresco, materia prima en procesos industriales, alimento de animales, entre otros.

Cultivos intercalados: es la distribución ordenada para un mejor aprovechamiento del espacio disponible y así evitar la competencia de asociar varios cultivos en la misma área. Así, por ejemplo, 10 liños o hileras mandioca + 5 liños maíz + 10 liños mandioca + 5 liños poroto + 10 liños mandioca… y así sucesivamente, combinando o asociando diversas especies o cultivos de forma bien separada. Esta práctica permitirá reducir ataque de plagas y enfermedades. Es pues recomendable hacer rotaciones de forma continua y escalonada, manteniendo siempre cubierto el suelo con rubros aprovechables.

(*) Técnico agrícola, especialista en mandioca.


ABC COLOR

Modificado por última vez enViernes, 09 Noviembre 2018 14:57
volver arriba