Menu
Radio Cumbre - En la Cumbre de la Comunicación

Hotelería para engorde de ganado - Ing. Emmanuel Arce (*)

La hotelería para ganado cárnico, actualmente, representa una alternativa para el inversionista o productor que desee proseguir con el negocio ganadero y rentabilizar la tenencia de bovinos; en algunos casos, por carencia de alimento suficiente en el establecimiento o, simplemente, por asegurar la ganancia de peso con la provisión de alimento de calidad.

 La empresa dedicada al servicio de hotelería bovina está asentada en el km 137 de la ruta 3, en la localidad de San Estanislao, departamento de San Pedro. Está enfocada en aquellos productores que deseen hacer un giro de capital rápido, en inversores que no cuentan con campos, o aquellos que atraviesan por inconvenientes en sus establecimientos por falta de forrajes o durante problemas climáticos. La solución radica en ofrecer un espacio de confinamiento de ganado, con todas las condiciones de manejo y bienestar animal, para acelerar los procesos de terminación y entregar un animal óptimo para el frigorífico.

CÓMO FUNCIONA EL SISTEMA

“Recepcionamos a partir de una carga de 50 animales, que es lo mínimo. El trabajo consiste en recibir al animal, de 320 a 340 kg, para llevarlos a 460 y 480 kg en un lapso de 90 días”.

En el caso de ejemplares con mayor peso –por ejemplo, 400 kg– se los engorda por un lapso de 60 días. En este sentido, se habla con el productor para conocer las expectativas en cuanto a compra de animales o si posee animales propios; con base en ello, se ofrece un asesoramiento para el ingreso al sistema.

Para la recepción de los animales, primeramente, es fundamental contar con la trazabilidad de estos (de dónde vienen, si ya estaban comiendo balanceado, estaban en pastura, otros); es decir, tener un informe de procedencia y de aquello que estaban consumiendo antes de llegar al confinamiento.

POR QUÉ LA TRAZABILIDAD

“Si el animal ya estaba comiendo balanceado o silo de maíz, la adaptación será más corta en el sistema; en cambio, si es alimentado exclusivamente a pasto, el proceso de adaptación será mucho más largo. Lo importante es tener su historial para tener un manejo a desarrollar”.

PESO, MARCACIÓN Y CLASIFICACIÓN

Cuando el bovino llega al establecimiento, se procede al pesaje, la colocación de caravanas y marcación. Posteriormente, el ejemplar recibe vitaminas y minerales para ir a un módulo, en el que permanece de tres a cuatro días. Pasado este periodo, nuevamente, se lo lleva al corral para el manejo sanitario. “Se le aplican las vacunas clostridiales, antiparasitarios externos e internos. El animal tiene que estar desestresado y tranquilo para recibir estas vacunas”.

Los vacunos son seleccionados por el frame corporal, y colocados en grupos de pesados y livianos. A cada grupo se le asigna un módulo, con capacidad de 120 y 220 animales.

“No solo hay que tener en cuenta el peso, sino el frame que tienen los animales. Si tenemos un individuo de 400 kg, puede que tengamos un animal semiterminado o tengamos uno con carcasa grande que aún puede seguir recibiendo alimento”.

NUTRICIÓN

“Aquí contamos con un diferencial. Usamos una tecnología que hace más de 50 años se viene utilizando en los Estados Unidos, y en el Paraguay somos los pioneros. Se trata del maíz floculado, que pasa por un proceso de cocción por 45 min en 100 °C a vapor, que es rolado y se lamina, se cuela el maíz, y el almidón queda gelatinizado y dispuesto para que el animal directamente lo pueda aprovechar”.

Dicho alimento es diferente al maíz grano entero, cuya digestibilidad ronda los 75 y 81 %. El maíz molinado, a su vez, logra 88 % de digestibilidad, y el húmedo, un 92 %. El floculado, por su parte, alcanza una digestibilidad del 98 %. “Así, se aprovecha el almidón casi en su totalidad y en la batea no se ve desperdicio de maíz”.

RACIÓN Y GANANCIA

Los animales reciben cuatro raciones por día: uno a las 7:00, con 30 % del total de la ración; luego, dos a las 10:00 y 14:00, en las que se dan 20 y 20 % del total de la ración;la última es a las 16:00 o 17:00, con el 30 % restante.

En cuanto a rendimiento, puede medirse por la ganancia de peso vivo. Con animales de genética regular la ganancia es de 1,5 kg, mientras que con ejemplares de buena genética es posible obtener 2 kg/día.

“Los vacunos que no poseen buena genética tienen chance de subir bajo este sistema 1,5 kg/día y tener un rinde de carcasa en frigorífico arriba del 60 %, traducido a estancia en 53 %”.

TIPO DE ANIMAL QUE INGRESA AL SISTEMA

Al sistema de hotelería ingresan toros y novillos, principalmente. No obstante, también se reciben hembras, pero no permanecen en el mismo módulo que los machos.

BIENESTAR ANIMAL

“Tenemos un promedio de 160 animales por módulo y lo que buscamos mantener es el bienestar animal. Siempre estamos atentos a no golpearlos, ni gritarles ni tratarles mal. Van solo dos veces al corral de manejo; es decir, al llegar y a los cuatro días, cuando se les vacuna. Posteriormente, van a sus módulos y ya no salen hasta llegar el final de la terminación, cuando van a frigorífico”.

INVERSIÓN

El costo del sistema de hotelería, que paga el inversionista, es de una diaria/animal/día por la ración alimenticia que consumirá de manera constante. Asimismo, el alojamiento incluye seguridad las 24 h, iluminación nocturna, techos en las bateas, agua en bebederos con Ph 7 certificado por el INAN.

Existen planes de pago mensuales o de entrega del 50 % del costo total al ingreso al sistema y 50 % al finalizar.

(*) Especialista en producción agropecuaria.

ABC COLOR

Modificado por última vez enJueves, 20 Septiembre 2018 15:29
volver arriba