Menu
Radio Cumbre - En la Cumbre de la Comunicación

Cal agrícola - Ing. Agr. Fernando Díaz Shenker (*)

El uso de cal agrícola es una de las enmiendas más aplicadas, en parte por las características de los suelos y el clima del Paraguay, que contribuye a la acidificación de los suelos al favorecerse la liberación del aluminio (Al +++) de los mismos, entre otros. Esto afecta la productividad, en parte porque la acidez provoca toxicidad en las plantas por ciertos elementos y reacciones adversas de microorganismos beneficios.

 CAL AGRÍCOLA

Por otra parte, el continuo uso de los suelos sin la adopción de las medidas y prácticas de conservación provoca su empobrecimiento general y, según las regiones, una acidificación que perjudica a la mayoría de los cultivos agrícolas. El agregado de cal agrícola o encalado es una enmienda que después del primer año de aplicación disminuye la acidez en el suelo, aumenta la disponibilidad de fósforo y micronutrientes, y estimula la actividad microbiológica y descomposición de la materia orgánica presente. La realización periódica del análisis de suelos es, sin duda, el instrumento que permite estimar la dosis y momento de aplicación, de acuerdo al registro de cultivos y actividades a corto plazo en la finca, principalmente del pequeño productor.

SUELO DEGRADADO Y ACIDIFICADO

Un suelo degradado y acidificado, generalmente, tiene bajo tenor de calcio y magnesio –por el efecto acidificante de los fertilizantes químicos, la erosión, extracción de elementos nutritivos del suelo y las cosechas– un aumento en la concentración de aluminio que es tóxico para la mayoría de los cultivos. Por lo general, la concentración de aluminio es mayor en los suelos arcillosos que en los arenosos. Por eso, un suelo arcilloso o pesado requerirá de una mayor dosis de cal agrícola que uno arenoso o liviano.

DOSIS

La cantidad de cal agrícola que debe aplicarse la determina el resultado del análisis de suelos, entre los cuales se incluyen la acidez o alcalinidad, expresada en pH (potencial de hidrógeno). Para estimar el pH, se utiliza una escala que va de 0 a14. En términos agronómicos, en el rango de pH entre 6,5 y 7,0 es mayor la fijación de nitrógeno por las plantas, y más elevada la disponibilidad para las mismas de calcio, fósforo, magnesio y materia orgánica.

CALIDAD

La cal agrícola se presenta en forma de polvo de diferentes granulaciones. Aquellas con partículas de tamaño más pequeño reaccionan en forma más rápida que aquellas con partículas más grandes. Además, se considera el poder neutralizante del material expresado en porcentaje, que se refiere a la cantidad de ácido que el encalante puede neutralizar. La relación entre tamaño de las partículas y poder neutralizante permite establecer el Poder Relativo de Neutralización Total (PRNT) que hace posible el ajuste entre los valores recomendados por los laboratorios de análisis de suelos y el encalante disponible en el mercado para su uso por parte del agricultor.

APLICACIÓN

Si bien el encalado se puede realizar en cualquier época del año, lo ideal es hacerlo con tres meses a uno de antelación a la siembra. La cal agrícola puede aplicarse al voleo, con herramientas manuales, o a tracción mecánica, según las opciones que tenga el productor y la superficie a cultivar. Conviene incorporarlo al suelo con algún implemento, para facilitar su mezcla y acción correctora. Por tratarse de un polvo, actúa en los primeros seis meses de su aplicación. De ahí que sus efectos se evidencian al año, siendo mayores al cabo de los cuatro a cinco, de acuerdo a cómo se manejen las parcelas tratadas.

CONCLUSIÓN

El uso de cal agrícola es quizás la alternativa más eficaz para corregir los suelos ácidos. Su principal efecto es neutralizar al aluminio, un elemento de toxicidad comprobada para las plantas; además de proveer de calcio y mejorar la productividad de los suelos.

(*) Especialista en Comunicación Rural.


ABC COLOR

Modificado por última vez enMiércoles, 13 Diciembre 2017 16:19
volver arriba