Menu
Radio Cumbre - En la Cumbre de la Comunicación

“Para liberar una nueva variedad de soja, se necesita por lo menos 10 años de estudio”

Muchos son los protagonistas que posibilitan el mejoramiento de las variedades de soja para obtener un mejor potencial de rendimiento y adaptabilidad a nivel país. Uno de ellos es Aníbal Morel, Ingeniero Agrónomo del Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria IPTA, quien nos comenta sobre el arduo trabajo de investigación que realiza para crear nuevas variedades de la oleaginosa.

 “Para lograr el cruzamiento y la liberación de una nueva variedad, se necesita como mínimo diez años de estudio. En aproximadamente ocho años se estabiliza el material genético, y luego se inicia el proceso de evaluación experimental en distintas zonas del país, que dura por lo menos 2 a 3 años” explicó el ingeniero, que se encuentra trabajando en el mejoramiento de las distintas variedades de semillas de Sojapar.

Alegó que los materiales genéticos promisorios que se están lanzando deben ser iguales o superiores a los que se están comercializando actualmente; en caso contrario, no se podrán hacer las recomendaciones pertinentes.

“Lo que se busca es potenciar el rendimiento en todo el país, y adaptar las variedades al clima de cada región. Otra de las principales funciones de estos materiales, es darle la posibilidad al productor de poder combatir eficazmente a la roya de la soja”, refirió

Los materiales de la marca Sojapar fueron expuestos en el stand del INBIO e IPTA, en la 23ª edición de la feria Agrodinámica, en Hohenau, Itapúa. En el evento se presentaron las semillas de soja que ya se encuentran en el mercado local, así como también los materiales nuevos a ser comercializados próximamente.

Según un reporte del Instituto de Biotecnología Agrícola INBIO, las variedades que actualmente están disponibles comercialmente en el mercado son Sojapar R19 y Sojapar R24, que han tenido un desenvolvimiento positivo durante la última campaña. Sin embargo, se exhibieron dos nuevas variedades que pretenden alcanzar el mercado local para la zafra 2018/2019; estas variedades son Sojapar R34 y Sojapar R42, que mantienen las mismas cualidades de los materiales anteriormente liberados, como ser resistencia a la roya, alta productividad y ahorro al productor, pero se le suma la precocidad, un factor altamente demandado por los productores de soja en la actualidad.

Además de las dos variedades lanzadas recientemente, se tienen seis líneas promisorias que próximamente estarán al alcance del agricultor. Por el momento, se están haciendo las evaluaciones pertinentes en cada zona del país.

“Este trabajo es muy silencioso y lleva tiempo, pero tenemos la plena seguridad de que nuestros materiales estan rigurosamente seleccionados. Creo que a corto plazo, estas variedades abarcarán gran parte de nuestro territorio por la calidad y las ventajas que ofrece a los productores paraguayos.” finalizó el ingeniero Morel.

http://www.ugp.org.py

 

Modificado por última vez enLunes, 04 Diciembre 2017 13:31
volver arriba