Menu
Radio Cumbre - En la Cumbre de la Comunicación

MORTANDAD DE PECES Y LAS CRECIENTES

ABRIL DEL 2019


Reflexión


Normalmente cuando se produce una creciente como la de este año 2019, apresurada y descontrola mente, ella según mi experiencia, volverá a normalizarse de la misma manera. Lastimosamente los daños serán consecuentes y el resultado final dependerá del daño que sufrió el terreno invadido o afectado durante este repunte o sea crecida.

 Por esa razón, ahora me preocupa lo que le espera a nuestros humildes ribereños y me pregunto qué pasará mañana cuando ellos se encuentren sin peces que atrapar, árboles que talar y animales silvestre que cazar. Evidentemente la situación es preocupante y digna de ser considerada. Sin embargo, voluntad política por el momento no existe y mucho menos planificación alguna. Sin embargo todo el mundo quiere opinar y culpar este fenómeno como algo natural, sin trascendencia.

Tremenda Mentira.

 

Por consiguiente quiero aclarar que esta manifestación de la naturaleza es una clara advertencia que tarde o temprano ella nos pasará la factura. En este maravilloso y desconocido mundo de la naturaleza donde yo tuve la oportunidad de incursionar, quiero asegurarles que suceden muchas cosas increíbles, que los humanos no llegamos a dimensionar.

Pareciera que todos seguimos esperando un milagro.

Ahora más que nunca puedo afirmar que este proceder de la naturaleza tiene su razón de ser y los desubicados somos nosotros, que por ignorancia y mezquindad no la queremos respetar.

Por eso, permítanme explicarle a mi manera, lo que está pasando actualmente con nuestro eco sistema en el Río Paraguay.

Sabemos que la naturaleza es perfecta, pero que con el correr de los años perdió sus dones o poderes, envejeció y ahora para mantener su equilibrio debe empezar a sacrificar gran parte de su propia riqueza, para no sufrir sus consecuencias, desintegrarse.

Hace mucho tiempo pude comprobar que este desequilibrio empezaba a hacerse sentir con las Colmataciones y Sedimentaciones de nuestros afluentes, que son el pulmón principal por donde respira nuestro planeta Tierra. La presencia de este peligroso cáncer, muy pronto repercutió en nuestro eco sistema con algunos cambios radicales, como ser la reconocida merma o desaparición de muchos de nuestros peces tradicionales y otras especies silvestres que formaban parte de su delicado engranaje.

Por esa misma razón, quiero aclarar que cualquier cauce hídrico para que siga siendo un Río debe ser navegable, pero sucede que al colmatarse sus bocas o entradas estos afluentes inmediatamente se secan o sea dejan de circular, convirtiéndose en simples lagunas


UN HECHO LLAMATIVAMENTE PELIGROSO.

 

Ahora bien, sucede que cuando llegan las grandes crecidas, y coincide con la época de desove de nuestros peces, ellos ignorando el peligro que les espera entran en estos afluentes para completar su siclo. Pero increíblemente en esa misma época empieza nuestras habituales sequias y todo este enorme cardumen de peces, quedan encajonados o sea atrapados en estas aguas estancadas, sin poder volver a salir.

Mientras tanto los millones de alevines que luego nacen en estas lagunas deben de alguna manera sobrevivir buscando su acomodo. En todo ese proceso de aclimatación la misma laguna cubierta en su mayoría de Camalotes y embalsados pierden su valor nutritivo y falta desoxigenación. La solución bien podría ser un nuevo gran repunte que en muchos casos no se presenta oportuna. Lógicamente todos estos cardúmenes ahora presos en su reducido hábitat muy pronto se debilitan, sufriendo una lamentable y evidente desnutrición.

Como sabemos las largas sequias del mes de marzo de este año fue muy prolongada e hizo que todas estas vegetaciones que cubrían estas lagunas empezaran a podrirse, desintegrándose por el inmenso calor. Pero como la naturaleza es complaciente, estos alevines desesperados encontraron nuevamente una oportunidad para sobrevivir, refugiarse en los pozos naturales, profundos y frescos que se mantienen en estas lagunas. Allí logran sobreviven precariamente, pero sin contar con el alimento básico necesario.

A través de los años pude comprobar que todo este proceso de la naturaleza es, matemático y puntual, para mantener el equilibrio de muchas de nuestras especies que ahora ya están en vía de extinción.

Ahora bien, supongamos que todos estos miles o millones de peces que anualmente quedan presos puedan alguna vez encontrar la manera de circular libremente, las cosas podrían ser diferentes. Pero lastimosamente todos estos peces en cautiverio, aclimatado a otra oxigenación al recibir fuera de época los beneficios de una nueva creciente con agua pura, todos ellos sienten la falta de oxígeno y se asfixian.

Algunos sobreviven, pero una gran mayoría mueren.

Paralelamente todos estos camalotes y embalsados en estado de descomposición se desintegraron con este nuevo repunte, y llegan a contaminar las mismas aguas del río Paraguay.

Esto hoy, comprobamos los ribereños del río Paraguay.


Vista la circunstancia, muchos peces desesperados por la alta contaminación del río Paraguay, entraron en los afluentes de la zona oriental, como ser Río Jejui, Apa, Aquí daban y otros para protegerse y escapar de la muerte. Pero entiendo que no encontraran el hábitat deseado y volverán a su lugar de origen. Y nuevamente los pescadores, tendrán la oportunidad de pescarlo indiscriminadamente, ida y vuelta...!!!OJO!!!

 

A mi entender todos estos problemas deben ser seriamente considerados, nacional e internacionalmente. Para el efecto, un grupo de amigos proyectamos volver a repoblar de peces el río Paraguay con el Proyecto T Eco Antequera segunda fase y recibir el apoyo de nuestros gobernantes, instalando un moderno laboratorio científico que nos pueda garantizar la no alteración ni modificación de nuestra madre naturaleza. El proyecto se caratula: CRÍA DE PECES EN SU AMBIENTE NATURAL que hasta la fecha sigue navegando a la deriva, sin que nadie le de importancia.


ALGUNOS HECHOS REALES, QUE QUEDARON COLGADOS EN EL TIEMPO.


Recuerdo que ha mediado del año1980, cuando yo y un primo hermano navegábamos religiosamente cada mes por el rio Monte lindo como….. Maca tero transportando mercaderías varias en un bote de seis metros de madera con un motor fuera de borda Honda hasta la estancia San Felipe. Un buen día al atardecer de pronto chocamos con un enorme cardumen de peces en su mayoría surubíes que estaban descendiendo apresuradamente hacia el río Paraguay posiblemente sintiendo la falta de agua. Las embestidas contra nuestra débil embarcación eran tan violentas que tuvimos que refugiarnos en un oportuno reventón para no naufragar. En esa época los peces no valían nada y les puedo asegurar que el río Monte lindo era unos de los criaderos de peces más famosos de todo el norte paraguayo. En aquel entonces este río cien por ciento navegable estaba aún conectado al Estero Patiño que luego con el desvío del Pilcomayo prácticamente desapareció de este planeta.

La verdad es que este impresionante cardumen con el cual chocamos cubría todo el canal principal y demoro más de ocho horas para pasar. Es importante comentar que ya en esa época la boca del río Monte lindo se llenaba por kilómetros con grandes embalsados de hasta un metro de profundidad y los cazadores caminaban tranquilamente encima y luego la quemaban, especialmente después de las grandes heladas. Luego estos mismos embalsados se desintegraban, algunos salían flotando pero la mayoría en alto grado de descomposición con inaguantable olor de hundían en su lecho contaminándola.

Los desesperados peces que huían de la sequía y buscaban aguas más profundas al chocar contra estos embalsados en su gran mayoría morían asfixiados, contaminados. Recuerdo que en una oportunidad tuve que navegar 25 kilómetros atropellando estos peces muertos con un insoportable olor nauseabundo. Historias como estas en esa época ya sucedieron a montones, pero lastimosamente con el tiempo quedaron perdidas en el cajón del olvido.

Lastimosamente para muchas personas este tipo de historia no le interesa, pero les puedo asegurar que este simple comportamiento de la naturaleza, es el principio del fin de muchos nuevos acontecimientos, que ya muy pronto viviremos. El mundo entero hoy vive supuestamente preocupado por el Calentamiento Global, que puede ser peligroso y determinante si no tomamos los recaudos pertinentes.

No quisiera opinar sobre lo que nos espera en el futuro, pero para un buen entendedor esta simple reacción de la naturaleza mortalmente herida es la prueba irrefutable de que estamos navegando por mal camino….

Por curiosidad personal, si en lo sucesivo ustedes encuentran en su camino, infinidades de peces, cocodrilos u otras especies MUERTOS, no se sorprendan ni se desesperen, pues esta fatalidad ya evidencia un desequilibrio de nuestra naturaleza, mortalmente herida.

 

PRONÓSTICO.


Nos espera un futuro complicado e incierto, con Ríos contaminados, sin peces, flora ni fauna y una ribera pelada con gentes enfermas y desesperadas.

Pero, por el bien de la humanidad, prefiero estar equivocado.


Adolfo von Tumpling

Cel. 0982 881486

Modificado por última vez enJueves, 09 Mayo 2019 19:16
volver arriba