Menu
Radio Cumbre - En la Cumbre de la Comunicación

Extensión y gestión ambiental - Ing. Agr. Fernando Díaz Shenker (*)

La problemática ambiental que hoy afecta al planeta, además de ser bien analizada por instituciones y especialistas que plantean escenarios más o menos escépticos a plazos relativamente cortos, tiene que generar ideas, acciones y prácticas que promuevan la extensión y gestión ambiental responsable, tanto a nivel de productores como estudiantes, profesores y la sociedad en conjunto, de tal modo a mitigar los impactos que se prevén.

 EXTENSIÓN Y GESTIÓN AMBIENTAL

Para el efecto, las instituciones creadas para velar por el cumplimiento de la legislación ambiental, así como las oenegés y emprendimientos creados con esta finalidad tienen que plantear, aplicar y evaluar acciones concretas que promuevan en la población un mejor cuidado del medio: en el hogar, el trabajo, lugares de recreación y otros. Lo expuesto no es nuevo. Por ejemplo, los costos crecientes de responsabilidad ambiental llevaron a empresas de los EE. UU. y Europa a desarrollar lo que podría denominarse “auditorias ambientales”, como un instrumento administrativo para identificar problemas y supervisar el desempeño ambiental de empresas; algo similar a lo que sucede con las auditorias contables y financieras.

EXTENSIÓN AMBIENTAL

Del mismo modo que la extensión rural es conceptuada como un instrumento válido y de plena vigencia para promover el desarrollo integral agropecuario de las familias rurales, también el componente ambiental debe formar parte de los paquetes formativo-tecnológicos que eleven la rentabilidad y calidad de vida de los integrantes de este sector productivo clave, preservando el medio y sus recursos. Aquí hay que incluir la asistencia técnica, la extensión universitaria y el trabajo de los estudiantes de las carreras afines, como Ciencias Agrarias, Ciencias Veterinarias, Ecología Humana, Ingeniería Ambiental, entre otras. Pero su trabajo y logros tienen que conocerse, difundirse de tal forma de acrecentar la conciencia ambiental en los ciudadanos. Además, hay que llegar a las medianas y grandes empresas agropecuarias, buscando que con la tecnología y biotecnologías actuales produzcan y comercialicen de manera sostenible, equilibrada y amigable con el ambiente, y apuntando a lograr una seguridad alimentaria y sanidad básica que beneficien a todos.

GESTIÓN AMBIENTAL

Lo primero es tener en cuenta que el hombre, por su condición, tiene el compromiso de velar por el equilibrio ambiental de la Tierra, los ecosistemas y la diversidad de especies, a fin de garantizar un crecimiento y desarrollo humano a largo plazo. Es así que son varios los autores que desde el siglo pasado la han definido. Por ejemplo, Estevan Bolea (1994) afirma: “La gestión ambiental es el conjunto de acciones encaminadas a lograr la máxima racionalidad en el proceso de decisión relativo a la conservación, defensa, protección y mejora del ambiente, basada en una coordinada información multidisciplinar y la participación ciudadana”. Por su parte, Ortega y Rodríguez (1994) definen la gestión del medio como el conjunto de disposiciones necesarias para lograr el mantenimiento de un capital ambiental suficiente para que la calidad de vida de las personas y el patrimonio natural sean lo más elevado posible.

CONCLUSIÓN

Lo llamativo es que, pese a que estos conceptos fueron elaborados hace más de 20 años, mantienen una indiscutida vigencia, y tendrían que ser el eje de trabajo de los Gobiernos que se interesen en diseñar y aplicar políticas climáticas, ambientales y productivas amigables con el entorno, para el bien común.

(*) Especialista en Comunicación Rural.

ABC COLOR

Modificado por última vez enJueves, 10 Mayo 2018 09:41
volver arriba