Menu
Radio Cumbre - En la Cumbre de la Comunicación

La agricultura familiar atraviesa una situación comprometedora

La agricultura familiar atraviesa una situación comprometedora porque no se han promovido más rubros aparte del sésamo, la mandioca y la caña dulce y porque además existe una gran debilidad por parte del MAG y los entes autárquicos en apoyar a estas comunidades que se encuentran desanimadas, expresó el Ing. Alfredo Molinas, exministro de Agricultura y Ganadería y asesor de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

 “Hoy, los pequeños productores, al no tener el respaldo de los rubros de renta y al no tener apoyo en técnicos, semillas y créditos públicos o privados, al no tener más centros de acopio de sésamo, desmotadoras de algodón, técnicos de las empresas privadas que les visiten en sus chacras, con centros de acopio que están en quiebra porque no les genera rentabilidad el volumen de la exportación de la fibra, no tienen más interés en trabajar en su chacra y no tienen interés en sembrar su autoconsumo”, dijo.

Molinas hizo un llamado al debate constructivo para encontrar salidas. Indicó que entre los principales inconvenientes que afectan al sector público encargado del desarrollo rural, está el que para muchos profesionales es más rentable atender otros asuntos que asistir a los productores.

“Un extensionista gana G. 3.000.000 al mes y no tiene recursos para trasladarse al campo. La burocracia impide que tenga la capacidad de asistir a los productores de finca. Al mismo tiempo, un ente autárquico que es el Senave, tiene un promedio en salario de G 16.000.000. Es mucho más atractivo ser funcionario del Senave que asistir a los productores”, mencionó.

El exministro lamentó la manera fugaz en que se realizan los proyectos de asistencia a los productores financiados con préstamos internacionales que simplemente se abandonan luego de cumplirse la fecha de finalización.

Potencial sin explotar

Paraguay es uno de los pocos países del mundo que tiene excedentes exportables de alimentos, debido a la abundancia de recursos naturales con los que cuenta, expresó días atrás el ministro del MAG, Juan Carlos Baruja, durante su disertación en el marco de la Semana Verde Internacional. Sin embargo, Molinas al respecto planteó la necesidad de preguntar cuál es la situación de la agricultura familiar.

“Los indicadores demuestran que en los años 2007/2008 había en Paraguay una superficie de casi 100.000 hectáreas de sésamo y que hoy se tiene una superficie no mayor a las 10.000 hectáreas. La superficie del algodón pasó de 80.000 hectáreas a 2.500 hectáreas. La caña de azúcar se llegó a tener 140.000 hectáreas y hoy solamente se cosechan 60.000 hectáreas por los costos que implica y porque además que algunas industrias se cerraron”, dijo.

Añadió que se debería buscar qué tipo de política hay que desarrollar. “Si vamos a atarnos a exigencias fitosanitarias difíciles de cumplir como aconteció con las exportaciones de sésamo, si vamos a recuperar las políticas agrícolas, si vamos a ofrecer un boom tecnológico, una red de financiamiento que tiene que darse como en los países desarrollados como en EE.UU para que la gente se quede en el campo,” afirmo el ex ministro.

“Hoy en día los pocos productores que dependen de la agricultura campesina tienen que venir a los centros de consumo. Antes la gente iba a comprar a la chacra de los productores pero hoy eso ha desaparecido prácticamente”, remarcó.

Molinas concluyó que se tienen que discutir estos temas porque así como está hoy la agricultura familiar es el momento crucial para que los hijos de los productores que no tienen la motivación de trabajar en el campo encuentren políticas para impulsar los rubros de renta y puedan enfocar la producción de alimentos con una forma de ganar dinero y progresar.

UGP

Modificado por última vez enLunes, 06 Febrero 2017 13:06
volver arriba